Manual de Orden Cerrado (parte-4)

23 09 2007

SECCION III

MARCHAS Y ALTO

1) Paso de marcha.

El largo del paso y la cadencia de marcha dependerán del terreno y de la conformación de la persona. En circunstancias normales, la velocidad de marcha será de 90 metros por minuto (para Adultos). Debe ser elegante, a un compás rítmico, y no deberá ser rápido.

Voz de mando: “¡De frente…mar!”

Ante la voz preventiva, siempre desde la posición de Firmes, se inclina el cuerpo ligeramente hacia adelante, mientras se coloca la mano izquierda sobre el abdomen, pegada la mano izquierda al medio de la cintura a la altura del muslo izquierdo, dejando el dedo pulgar sobre la hebilla. Ante la voz ejecutiva, se romperá la marcha con la pierna izquierda estirada, a diez centímetros del suelo la punta del pie que rompe la marcha en extensión, haciendo fuerza hacia abajo y afuera, asentándolo luego completamente.

El paso se ejecutará avanzando con un movimiento natural sin levantar ni flexionar exageradamente la rodilla. La punta del pie que se está desplazando, al pasar por debajo del cuerpo debe estar forzada hacia atrás haciéndose fuerza con los dedos del pie en esa dirección. En ese mismo momento la punta del pie debe desplazarse casi rozando el suelo. Terminado ese desplazamiento deberá asentarse primero el talón y luego el resto de la planta del pie. El cuerpo y la cabeza deberán mantenerse erguidos, el brazo derecho se moverá con naturalidad hacia el frente y centro del cuerpo acompañando el movimiento de la pierna izquierda.

Se deberá conservar siempre el buen porte y la correcta posición de la cabeza. El movimiento hacia adelante del brazo derecho deberá ser natural, de modo que la mano, con los dedos unidos, suba hasta alcanzar con el pulgar la altura del cinturón y dentro del cuerpo (a la altura del muslo derecho); hacia atrás, la mano deberá sobrepasar a la cadera más o menos 10 cm. Los dedos estarán siempre estirados y unidos, como en la posición de Firmes. La cabeza siempre mirará hacia el frente, sin ladeos, salvo las órdenes de vistas. El cuerpo se desplazará en forma erguida, sin balanceos ni torsiones, y los hombros permanecerán echados hacia atrás en forma natural, sin adelantarse o atrasarse según el paso. El balanceo del brazo no sobrepasará hacia adentro el eje vertical del muslo derecho. La mano derecha se desplazará con la palma hacia abajo y hacia adentro con los dedos unidos.

2) Redoblado.

Este movimiento se ejecuta solamente desde el paso de marcha. Sirve para marcar el ritmo y sincronización de la marcha, al golpear con el pie izquierdo más fuerte sobre el piso.

Voz de mando: “¡Re…doblado!”

La voz preventiva se dará sobre la pierna izquierda y la ejecutiva sobre la misma pierna en el siguiente paso. Al siguiente paso con la pierna izquierda, ésta se extenderá hacia adelante y en forma recta, bajará enérgicamente y dará un planchazo con todo el pie izquierdo contra el piso. El paso del pie derecho no cambiará.

Durante el paso de ejecución del redoblado, la palma de la mano derecha se llevará junto al muslo derecho (como en la posición de firmes) por lo que no habrá braceo.

Luego de ejecutado el redoblado se volverá al paso de marcha anterior y se ejecutará el braceo.

Se podrá ejecutar en forma sucesiva dando la voz preventiva y ejecutiva juntas (“¡Re-doblado!”) sobre el paso de la pierna izquierda en forma seguida al redoblado anterior.

3) Paso sin cadencia.

Voz de mando: “¡Sin cadencia…mar!”

Este paso se indicará cuando no sea necesario llevar el “paso de marcha”. Se mantendrá el orden y la posición de las filas, caminando a paso normal sin braceo. También se detiene con la voz de “¡Alto!”.

4) Marcar el paso en el lugar.

Se debe marcar el paso en su lugar sin avanzar, pero llevando el ritmo para que todos se habitúen a armonizar los movimientos. También es recomendado en los desfiles, cuando hay que tomar el paso al compás indicado por la banda, antes de iniciar la marcha frente al palco. No hay braceo.

La voz de mando “¡En el lugar, de frente…mar!”, podrá darse desde firmes o marchando.

5) Paso corto.

Voz de mando: “¡Paso corto…mar!”

Se puede utilizar para iniciar la marcha, durante una conversión, o para aminorar el paso.

Se ejecuta igual que el “paso de marcha”, pero con pasos más cortos, y apoyando toda la planta del pie.

6) Alto.

Voz de mando: “¡Al…to!”

La voz de mando preventiva se dará sobre el pie izquierdo y la ejecutiva sobre el pie derecho, después de esta última se dará un paso más con la pierna izquierda estirada, asentando toda la planta del pie y se llevará enérgicamente el pie de atrás (derecho) a unirlo al de adelante. El movimiento debe ser natural sin llevarse el pie derecho hacia afuera.

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: