Nudos y Amarras

24 04 2007

BALLESTRINQUE

El ballestrinque es una de las más conocidas y mejores vueltas. Puede utilizarse para asegurara una cuerda a un poste, una barra o a otro cabo que no forma parte del nudo. Con algo de práctica, puede hacerse con una sola mano. Tal como sugiere otro de sus nombres, “nudo del barquero”, es particularmente útil para los marinos que precisan amarrar un bote auxiliar al puerto con una mano mientras mantienen la barra con la otra. El “ballestrinque” no es, por otra parte, un nudo de amarre absolutamente seguro, ya que trabaja mal bajo esfuerzos intermitentes que provienen de ángulos diferentes. Debe utilizarse sólo temporalmente y reemplazarse después por un nudo más estable. Puede hacerse más seguro añadiendo “dos medios cotes” sobre el firme, o haciendo un “nudo de tope” en el chicote. Lo utilizan los campistas para asegurar los soportes de las tiendas, pero en este caso recibe otro nombre, “nudo de clavija”.
Elaboración: Se hace una vuelta sobre el objeto al que se quiere amarrar, con el firme encima y el chicote por abajo. Continuando en el mismo sentido, se da otra vuelta con el chicote por encima de la anterior. Al finalizar la segunda vuelta se introduce el chicote por dentro del seno que se ha formado al dar la segunda vuelta, por encima del firme. Terminado el nudo, se azoca tirando del firme y del chicote. Hay que dejar una cierta longitud de margen al chicote, pensando que puede escurrirse algo.

NUDO EN OCHO, DOBLE NUDO O LASCA.

El nombre del nudo está dado por su aspecto característico. Es el nudo tope más importante para los marino y navegantes y se utiliza en los aparejos de trabajo, sirve para evitar que los cabos de la jarcia de labor se despasen de las poleas, cáncamos u ollaos. Tiene una gran ventaja sobre el medio nudo, y es que, aunque sufra tensión, se aflojará con facilidad. (Se conoce también con los nombres de nudo “Flemish o Savoy”. Su apariencia entrelazada ha sido vista como un símbolo de afectos cruzados. En heráldico tiene el significado de amor leal, mostrándose en diferentes escudos, y es de aquí de donde provienen sus diferentes nombres.
Elaboración: Se realiza en el extremo del cabo, pasando el chicote por debajo del firme, y de nuevo el chicote por el bucle que se ha formado, no es preciso azocar mucho el nudo, pero al hacerlo sí se debe vigilar que la extremidad del chicote sobresalga algo del nudo, para poder tener una extremidad con la que agarrar el cabo si el nudo se encaja en una polea.

LAZO CORREDIZO

Este nudo se utiliza en raras ocasiones en el mar, pero es usado ampliamente por campistas y cazadores, para hacer cepos con los que capturar pájaros y pequeñas piezas, tales como conejos. Puede ser el primer nudo empleado para hacer un paquete, y en algún caso puede utilizarse también para agrupar cables sometidos a tensión. El lazo corredizo puede utilizarse como vuelta o ligada, especialmente si la vuelta se efectúa alrededor de un objeto muy grande, tal como un tronco de árbol, ya que el lazo corredizo puede hacerse utilizando una longitud muy corta de cuerda. Un nudo de otro tipo, como la “vuelta de ballestrinque o de vaquero”, precisa mayor longitud de cuerda. Por otra parte, un nudo corredizo utilizado como vuelta es muy seguro. Otra característica muy útil den “nudo corredizo” es que puede hacerse alrededor de objetos relativamente inaccesibles; siempre que se puedan rodear con una cuerda, el nudo puede hacerse y apretarse. Es conveniente efectuar un nudo tope en el chicote para evitar que pueda deslizarse.

AS DE GUÍA CORREDIZO O AHORCAPERROS

Se trata probablemente del único nudo corredizo utilizado por los marineros; se utiliza en maniobras de aparejos y para recoger objetos flotantes que puedan haber caído por la borda. En los antiguos veleros este nudo se usaba con vientos fuertes para estrechar la vela cuadrada y amartillarla. Se utilizó en el siglo diecinueve por los furtivos para construir trampas y cepos. El “as de guía corredizo” tiene gran variedad de usos, ya que es robusto y seguro, no aprieta la cuerda o el cabo, es fácil de deshacer y se desliza fácilmente. Es muy útil para colgar objetos con cuerdas de diferente diámetro: el peso del objeto crea la tensión suficiente para que el nudo apriete.
Elaboración: Forme un lazo cerca del extremo de la cuerda y después dé una vuelta moviendo el borde superior del lazo de derecha a izquierda. El chicote, que está por encima y se inserta a través de la vuelta. Siguiendo la misma dirección, pase el chicote por debajo del ojo del lazo e insértelo de nuevo en la vuelta. Apriete la vuelta tirando del chicote y del lado izquierdo del lazo, después compruebe que el firme se desliza con facilidad a través del ojo.

MARGARITAS

La margarita”, o, mejor, las “margaritas”, pues son varios los nudos de este nombre, de los que elaboraremos sólo el más sencillo. Es un nudo marinero por excelencia, y muestra las especiales características de otros nudos náuticos, ya que no se calienta y dispones de un excelente apriete, a la vez que se deshace con facilidad. Es fácil de hacer y se mantiene perfectamente sometido a cualquier esfuerzo. No cambia de aspecto, incluso si ha permanecido en su lugar durante mucho tiempo, y no estropea la cuerda (suponiendo que todas las partes se encuentren bajo la misma tensión). La margarita puede utilizarse para acortar cualquier longitud de cuerda al largo deseado sin cortarla. El número de lazos o vueltas efectuados en la cuerda puede variar entre tres y cinco; ellos determinan tanto el amarre del nudo como la longitud de la cuerda que se va a acortar. En náutica este nudo se utiliza para remolcar botes o para maniobra de jarcia, pero tiene muchas otras aplicaciones. Puede utilizarse para eliminar líneas colgantes o flojas, acortar vientos, y es bien conocido por los Boy Scouts. Es utilizado por los campaneros para mantener limpias las cuerdas de las campanas. Cuando utilice una margarita para acortar un trozo de cuerda dañada, asegúrese de que el trozo estropeado de la cuerda queda en el interior de las dos vueltas o lazos.
Elaboración: Realice el primer medio cote retorciendo la cuerda en el sentido de las agujas del reloj, el segundo y tercer medios cotes se forman solapándose ligeramente con el primero y con el mismo diámetro. El firme de la derecha debe quedar por debajo. El medio cote central se estira pasándolo a través de los dos laterales; al apretar estos dos lazos laterales, el nudo adopta su forma. Compruebe la posición exacta de los medios cotes y después apriete el nudo, asegurándose de que las lazadas de los extremos son del mismo tamaño.

CAZADOR O NUDO HUNTER

La unión “hunter”, “cazador” o “unión del aparejador” se basa en dos medios nudos. Es estable, firme, dispone de un buen amarre y es más fuerte que la “unión del pescador”, el “empalme de estacha” o el “nudo de rizo”. No es tan resistente como el “nudo de sangre”, pero tiene la ventaja de que es más sencillo de realizar. Su nombre se debe al Dr. Edward Hunter, médico retirado, quien lo descubrió en el año 1968. Investigaciones posteriores, sin embargo, han revelado que el mismo nudo había sido descrito, alrededor de veinte años antes, por Phil D. Smith en una publicación americana llamada “Nudos de montañeros”. Había descubierto este nudo trabajando en un salto de agua en San Francisco, y lo llamó “unión del aparejador”. Cualquiera que fuera quien primero lo inventara, el nudo es de uso general con excelentes cualidades.
Elaboración: Disponiendo los chicotes paralelos, pero en direcciones opuestas. Entonces se forma una gaza y se giran los chicotes, pasándolos a través de ésta. Para terminar se azoca el nudo.

NUDO DE PESCADOR

Se ha dicho que este nudo fue inventado en el siglo diecinueve, pero algunos entendidos aseguran que era conocido por los antiguos griegos. Se le conoce generalmente como “nudo de pescador”, pero a través de los años ha recibido nombres diferentes (tales como “nudo ingles, unión inglesa, nudo halibut, nudo de los enamorados y nudo del barquero”). Recibe su nombre este nudo por su frecuente utilización para unir o alargar los sedales de los aparejos de pesca. Se utiliza para unir líneas de igual sección, y no es aconsejable para la unión de cabos de medio o gran diámetro. El nudo no mantiene la resistencia de la línea cuando está sometido a un gran esfuerzo.
NOTA: El nudo de pescador y la vuelta de pescador son completamente diferentes, por lo que no debe confundir uno con otro.
Elaboración: Se colocan uno junto al otro los dos chicotes a unir. Se hace un medio nudo con el cabo de la izquierda sobre el de la derecha. Con el chicote del cabo de la derecha se hace un medio nudo sobre el cabo de la izquierda. Se azocan bien los medios nudos. Se tira de los firmes de ambos cabos, haciéndoles deslizar hasta que quede un nudo junto al otro.

UNIÓN DEL OCHO

Este simple nudo (también conocido como “nudo o unión Flemish”) se ejecuta realizando un nudo en forma de ocho en el extremo del cabo, y después siguiendo con el otro chicote el camino del primero. Es, a pesar de su simplicidad, una de las uniones más fuertes, trabajando igualmente bien con un cabo grueso que con una cuerda fina.

Amarra Cuadrada

  • Se utiliza para unir fuertemente dos maderos en ángulo recto, los cuales soportan un fuerte peso y tienden a deslizarse hacia abajo.
  • Se comienza con un ballestrinque aplicado fuertemente en el madero vertical, preferentemente bajo el madero horizontal (se utiliza también el madero más firme), entrelazando el cabo sobrante.
  • Se pasa la cuerda por delante y detrás de los maderos aplicada muy fuerte y de manera ordenada, es decir, la cuerda debe pasar hacia adentro de las anteriores en el madero horizontal y hacia fuera en el madero vertical. Esto unas cuatro veces.
  • Se ahorca (atora) fuertemente de tres a cuatro veces entre los maderos.
  • Se termina con un ballestrinque sobre el tronco horizontal, realizándolo de manera que no se deslice ni suelte el amarre.
  • El amarre cuadrado es de suma importancia para los scout ya que es uno de los más utilizados en las construcciones.


Amarra Diagonal

  • Se utiliza para unir dos maderos en un ángulo distinto al recto, cuando los maderos tienden a separarse debido al efecto de una tensión, para unir maderos empotrados en la tierra, o que no se tocan cuando se cruzan.
  • Se comienza con un nudo leñador aplicado al mayor ángulo entre los maderos.
  • Luego se dan de tres a cuatro vueltas muy apretadas por el ángulo mayor y luego de tres a cuatro vueltas por el menor ángulo. La cantidad de vueltas varía de acuerdo al ángulo de abertura entre los maderos.
  • Se atora de tres a cuatro veces el amarre.
  • Se finaliza con un ballestrinque en el tronco en donde sea más fácil realizarlo.




Amarra Redonda (Paralela)

  • Se utiliza para unir dos maderos de manera paralela (en este caso no se ahorca) o ligeramente separados del paralelismo (en este caso sí se ahorca), para construcciones de pionerismo.
  • Se comienza con un ballestrinque en uno de los maderos.
  • Se dan entre ocho a nueve vueltas muy firmes entre los dos maderos.
  • Si procede se atora por entre los maderos.
  • Se finaliza con un ballestrinque en el otro madero (si conviene).




Trípode
Consiste en tres amarres cuadrados
Se ponen los tres maderos en el suelo en direcciones alternadas
Se comienza en un madero exterior y se termina en el central con ballestrinque.

About these ads

Acciones

Information




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: